Cómo hacer videollamadas de manera profesional

En tiempos de confinamiento estamos presenciando un crecimiento brutal en cuanto a multiconferencias se refiere, no solo entre compañeros de trabajo o familiares, sino también de muchos periodistas o tertulianos interviniendo en directo en cadenas de televisión.

En este contexto veo fallos habitualmente, que si bien no suelen ser dramáticos, tampoco colaboran en proyectar una imagen profesional, e incluso en ocasiones dificultan la fluidez de la conversación. Por no mencionar algunos momentos bastante desafortunados, como por ejemplo el de la primera sesión de preguntas en directo de los medios a la Moncloa y cierto periodista con un micro abierto.

Aquí dejo unos sencillos pasos, que se pueden usar a modo de «checklist», para lograr unas videollamadas más eficaces:

1.- NO utilices la wifi

Ya sé que es muy cómodo enchufar el portátil o el móvil a la wifi e inmediatamente intervenir en la videollamada, pero todos hemos visto cómo alguna persona interviniendo en Prime Time se ha quedado «congelada», con la incomodidad que ello supone tanto para espectadores como para el medio de comunicación.

Si tienes un portátil, acércalo al router o compra un cable de red lo suficientemente largo como para poder colocarte en tu mesa de trabajo. Si tu ordenador es un sobremesa, instala cable de red desde el router hasta el ordenador. Un electricista te lo puede hacer en media hora.

Si tienes un móvil, al cable de red añádele un adaptador de usb a ethernet como este, el cual te dará una velocidad y una estabilidad excepcionales. Como bonus, podéis utilizar un soporte como este, que al ser flexible, lo mismo os lo podéis colgar del cuello que poner en la mesa, vuestros brazos os lo agradecerán. Si quieres algo más convencional, tal vez te interese un trípode adaptable.

2.- Silencia todas las notificaciones

Si estás en tu ordenador, cierra TODAS las aplicaciones que NO vayas a utilizar durante la videollamada (skype, office, netflix, telegram, steam, etc.) para aliviar al sistema operativo, al mismo tiempo que evitarás notificaciones que te puedan distraer.

Si necesitas tener WhatsApp activado en tu navegador, recuerda que hace un «ruidito» cada vez que te escriben el cual llega a ser muy molesto, sobre todo para el resto de personas que están tratando de escucharte. Se pueden desactivar los sonidos en una única pestaña del navegador, por lo que podrás seguir escuchando a la gente de la llamada, sin tener que oír el cansino pitido del WhatsApp.

Para ello, tan solo haz clic con el botón derecho del ratón encima de la pestaña del navegador donde tienes abierto WhatsApp, y elige la opción «Silenciar sitio web» (puede variar según el navegador que utilices):

Si estás con el móvil, lo más sencillo sería ponerlo en modo «Silencio», aunque eso no te libra de recibir llamadas molestas que puedan desconcentrarte. Para una ausencia TOTAL de interrupciones, lo recomendable es poner el móvil en modo avión y posteriormente, encender la wifi. Si usas el adaptador de USB a Ethernet y tu móvil es compatible, debería funcionar por la conexión de cable. Si no, intenta ponerte cerca del router para que la wifi sea lo más estable posible.

3.- Utiliza cascos con micro + webcam

Hoy en día unos existen multitud de auriculares con micrófono de calidad más que aceptable, por unos precios bastante asequibles. Todos los programas de videollamadas permiten silenciar («mutear») el micrófono con algún botón, pero si consigues unos auriculares con botón de mute en el cable, podrás activar y desactivar tu audio de una manera mucho más rápida.

Si necesitas unos cascos + micro por USB, estos podrían ser una opción económica; o estos otros si buscas algo de mayor calidad. Si lo que necesitas son auriculares para móvil (conexión tipo «micro jack»), no existe una opción «discreta» que incorporen un mute en el cable, pero sí se recomienda que sean unos tipo «in-ear» ya que ayudan a aislarte mejor de los ruidos exteriores.

Sin duda son más cómodos los auriculares inalámbricos, pero no suelo recomendar su uso en temas importantes, puesto que pueden verse sujetos a imprevistos, interferencias o incluso quedarse sin batería.

Si la calidad de la cámara de tu portátil no es buena, o no tienes, es recomendable adquirir alguna webcam con algo de calidad para compensar cualquier problema de iluminación o sencillamente para que se te vea mejor.

4.- Avisa a los demás en casa

Si hay más gente en la casa u oficina donde vayas a realizar la videollamada, avísales de antemano para que guarden el mayor silencio posible y colaboren en que no se cuelen sonidos indeseados.

Si hay niños pequeños que pueden ser imprevisibles, enciérrate en alguna habitación y explícales que durante unos minutos, no se podrá pasar a ella. Si las llamadas son largas, es normal que la gente se olvide que estás en una reunión y entren en la habitación sin previo aviso; para esos casos suelo recomendar colocar un folio por fuera de la puerta, recordando que estás en llamada.

5.- Prepara el fondo

Estos días estamos conociendo muchas habitaciones y salones de gente que está colaborando de manera remota en algunos programas de televisión o noticias. En ocasiones, la gente no reparara en qué se ve al fondo, especialmente si es la primera vez que vas a colaborar.

Procura tener todo ordenado y colocarte contra alguna pared o fondo que no distraiga, ayudando así a que tu destaques más.

Muchas aplicaciones ya permiten poner fondos virtuales, o difuminar todo lo que no seas tu, pero en ocasiones debemos utilizar la aplicación que nos impone la otra parte, por lo que siempre es buena idea tener preparado un «fondo real» con buen acabado.

6.- Cuida la iluminación

También es muy habitual que las personas se pongan de lado o de espaldas a una ventana, la mayoría de las veces por no tener preparado un «fondo real» adecuado tal y como se indica en el punto anterior.

Si bien esto pudiera parecer una solución fácil, lo que se obtiene es una imagen oscura de tu cara, ya sea de manera parcial o total. Esto no ayuda a que tus interlocutores puedan prestar atención a lo que dices, puesto que su cerebro está de manera inconsciente tratando de «completar» constantemente las partes de cara que no visualiza correctamente.

Procura colocarte siempre con uno o varios puntos de luz, preferentemente delante tuya para que iluminen bien tu rostro.

7.- Cuida la vestimenta

Aunque estés en la comodidad de tu casa, deberías utilizar la misma ropa que te pondrías si la entrevista fuera presencial. Preocúpate de tener la ropa preparada de antemano y probártela con suficiente antelación para detectar cualquier mancha o arruga que pueda distraer.

Y no olvides ponerte los pantalones, nunca se sabe lo que puede pasar…

8.- Conéctate antes de tiempo

Conéctate 10 minutos antes de la hora estipulada, y asegúrate de que funciona todo bien (internet + audio + micro, etc.) para entrar en directo sin contratiempos, o para avisar con la suficiente antelación al programa si algo está mal paa que tengan tiempo de reorganizarse.

Además, la puntualidad es signo de profesionalidad, lo cual ayudará a que sigan contando contigo en ese programa.

9.- No sobreactúes ni te relajes

Recuerda, debes dar una imagen profesional, ni más ni menos. No caigas en el sesquipedalismo que no aporta nada, pero tampoco lances las mismas expresiones que utilizarías con tus amigos en el bar. ¡Se natural!

Saluda, ve al grano, responde las cuestiones, no interrumpas y despídete dando las gracias. La educación es primordial.

10.- Aprende a utilizar la aplicación

Averigua cuanto antes qué programa váis a utilizar para la llamada, y haz algunas pruebas con otra cuenta o con algún amigo. Es muy importante conocer todas las opciones de dicho programa y saber cómo resolver cualquier contratiempo, para poder salir airoso de cualquier imprevisto durante un directo.

Si no, puede que acabes como una patata…

1 comentario en “Cómo hacer videollamadas de manera profesional”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba