10 razones por las que Facebook no debería reemplazar tu propia página web

10 razones por las que Facebook no debería reemplazar tu propia página webCuando algo adquiere matices tan globales como lo ha hecho Facebook, muchos «expertos futurólogos» se aventuran a conjeturar sinsentidos con tal de ganar notoriedad. Seguro que todos hemos escuchado alguna vez la afirmación de que Facebook reemplazará al correo, sus nuevos grupos a las redes sociales, sus Páginas a las útiles «landing pages«, etc…

Si bien no podemos negar el enorme favor que la red de Zuckerberg ha hecho para despertar el conocido «Social Media«, no debemos caer en el error de asentarnos en ella para lanzar nuestros productos, servicios o para gestionar a nuestros visitantes.

Es posible que no te hayas parado a pensar en todos los inconvenientes que te puedes encontrar en caso de limitarte a utilizar una Página de Facebook, por lo que he reunido los 10 que considero más importantes:

1.- Diseño limitado. Aunque podemos añadir pestañas y disponemos de buenas funcionalidades dentro del FBML, no deja de ser Facebook quien decide cómo mostrar las pestañas, dónde o cambiar determinados parámetros de las Páginas. Tampoco tenemos claro hasta cuándo podremos tener esa pequeña «libertad» con FBML, el anuncio que nos hizo la red este verano en su blog no era muy esperanzador…

2.- Funcionalidad limitada. Pese al mencionado FBML, habrá muchas funcionalidades que no estén preparadas para ser añadidas a nuestra Página, por lo que no lograremos transmitir todo el contenido necesario para lograr la conversión del visitante. Básicamente, estamos reducidos a poner fotos, vídeos, enlaces y notas (salvo casos puntuales de aplicaciones exitosas dentro de la Página). Eso sin olvidar posibles nuevas limitaciones que nos pueden implantar sin previo aviso.

3.- A Facebook no le importa tu negocio. Es cierto que viven de la publicidad de los anunciantes, pero ya han llegado a tal punto de seguridad de ingresos que eliminar una página no les supone ningún problema. No solo eso, sino que tampoco ofrecerán soporte para explicarte por qué la han eliminado. Tampoco esperes ningún otro tipo de soporte para la página de tu negocio, en caso de que tengas problemas.

10 razones por las que Facebook no debería reemplazar tu propia página web


4.- Publicidad de la competencia. Como he comentado, Facebook vive de los anuncios por los que pagan las empresas que tienen sus páginas en la red. Es muy probable que el target de tu negocio sea muy similar al de tu competencia, por lo que aunque tengas 10 mil fans en tu página de facebook, la gente entra a la red a través de «facebook.com«, donde recibirán anuncios de la competencia en la barra lateral derecha. Lo idóneo es atraer a la gente a tu propia página, donde evitarás que sean tentados por otras ofertas.

5.- Analíticas limitadas. Es cierto que Facebook nos reporta semanalmente un resumen detallado del tipo de usuarios que acceden a nuestra Página en la red social, pero ese dato debemos utilizarlo para corroborar o corregir el target al que deseamos dirigirnos, no como la base de nuestra analítica de visitas. Es cierto que podemos añadir Google Analytics a la Página a través de imágenes, pero ya estaremos dependiendo de dos servicios: Facebook y WebDigi. Para poder medir la conversión ROI, lo mejor es poder manejar nuestras propias direcciones y entradas de usuarios en nuestro propia página.

6.- Privacidad. Mucha gente no se siente cómoda con la controversia de la supuesta privacidad a la que Zuckerberg nos quiere situar. Ya son varios los problemas que han tenido y mucha gente decide pasar el menos tiempo posible en la red, dando los menores datos posibles. Esto incluye que no se hagan fans de tu Página, ¿por qué no darles otra opción?.

7.- Lo tuyo es mío, lo mío también. Según los términos y condiciones del servicio de facebook, pueden hacer cualquier uso con los datos que subes, que para algo es una empresa y estás utilizando sus servidores. Aún hoy todavía hay gente que se escandaliza ante temas como este. Entiendo que queramos ser dueños de nuestro contenido, pero entonces lo más adecuado es ponerlo en nuestra web, no en la de una empresa que cambia las condiciones unilateralmente. No olvidemos que si queremos hacer uso de la marca de facebook de cualquier manera, debemos solicitar permisos con el formulario correspondiente.

8.-No aprovechas el SEO. Es cierto que tu Página de Facebook podría aparecer en la primera página de resultados de un buscador, pero cuando la competencia es tan amplia, la gente está empezando a despertar el ingenio. Actualmente muchas empresas están invirtiendo en mejorar su posicionamiento web, lo que hará que salgan antes que la tuya en los resultados. En una página propia, podrás utilizar múltiples sistemas para mejorar el posicionamiento, algo que jamás podrás conseguir en Facebook.

9.- Limitas tu radio de alcance. Vale, Facebook dispone de 600 millones de usuarios actualmente (enero 2011) y esa es una buena base sobre la que lanzar tus anuncios. Pero seamos realistas, haz un análisis de memoria y dime, de toda la gente que conoces en tu círculo familiar y de amigos (dejemos las redes sociales al margen), ¿cuántos NO tienen facebook?. De los que sí lo tienen, ¿cuántos lo crearon, subieron un par de fotos y no han vuelto a entrar?. A esa gente es a la que me refiero que debemos alcanzar con nuestras campañas, por lo que tenemos que ofrecerles plataformas alternativas por las que puedan encontranos, y si se complementan con marketing de guerilla, mucho mejor.

10.- No deja de ser facebook. Ahora mismo la red es un propio ecosistema dentro de internet, hasta tal punto que algunas personas ya aventuran que se trata de un «internet paralelo«, donde algunos de sus usuarios no van más allá. ¿Pero cuántos monopolios distintos han terminado por caer? Vivimos en una era en la que la competencia por disponer de mayor información que los demás ha desencadenado en una increíble evolución de distintas herramientas sociales y colaborativas, lo cual no asegura que facebook vaya a recibir su propia medicina, pero tampoco es algo que estará en la cresta de la ola eternamente. Sin embargo, tu propia página será inasequible a los desalientos de la sociedad.

10 razones por las que Facebook no debería reemplazar tu propia página web

Sin duda, la mejor estrategia para aprovechar el tráfico que podamos atraer a nuestra marca digital pase por crear un embudo que reconduzca todo el tráfico hasta nuestra propia web, donde podremos tener una visión más global del potencial cliente y ofrecer cualquier tipo de contenido o promoción, incluir multiples widgets, distintas landing pages por campaña, etc…

________________
Imagen: Kelsey Sarles

4 comentarios en “10 razones por las que Facebook no debería reemplazar tu propia página web”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rafa Merino Ir arriba