El cambio de paradigma de Foursquare

Foursquare es esa aplicación basada en la geolocalización que no termina de cuajar más allá de los perfiles “tecnófilos” (pese a sus 45 millones de usuarios, activos e inactivos) y sobre todo, no termina de encontrar su modelo de negocio (pese a que en 2013 se especula que ingresó entre 15 y 20 millones de dólares).

logos foursquare 2009 2013

 

Si bien inicialmente utilizaron la ludificación (gamificación para los que no lean a fundeu) para motivar a los early adopters a un gran volumen de check-ins, la fase de gamification quedó abandonada hace ya tiempo (por mucho que algunos aún no se enteren…). En una lucha constante desde hace años por monetizar y hacer rentable el negocio, la startup de la geolocalización ha cambiado por completo su enfoque de funcionamiento.

¿Qué puntos van a cambiar o han cambiado ya en el enfoque de esta aplicación? En esta entrevista a Dennis Crowley de mediados del 2103 ya se podía intuir por dónde iban a ir los tiros:

 

Base de datos enriquecida

Desde verano de 2013 se está haciendo un gran esfuerzo por alimentar los metadatos de los sitios en Foursquare. Si eres usuario, habrás podido comprobar que ya no solo te pide que escribas tips, sino que también aparece en la app móvil un recuadro verde que te hace algunas preguntas sobre el sitio en el que has estado. Este esfuerzo también se está realizando por parte de los propios trabajadores e incluso por los super usuarios de la aplicación a lo largo de todo el mundo, revisando miles de sugerencias, o verificando datos y valoraciones. Y no, no recibirás una llamada del departamento de marketing de Foursquare para sugerirte que si contratas una cuenta de pago con tu negocio, desaparecerán esas valoraciones negativas que tanto duelen 😉

Esto permite ofrecer al usuario final un ecosistema de información útil, práctica y veraz que aumenta el ratio de visitas (físicas) de los sitios que realmente merecen la pena descubrir, y por consiguiente, donde consumir.

Big data (procesamiento de datos)

Como dijo DJ Patil , “hablar de big data es como el sexo en la adolescencia: todos hablan de él, todos dicen que lo han hecho, pero en realidad nadie sabe cómo es ni cómo se hace“.
Sin embargo, los ingenieros de Dennis han sabido aprovechar este campo para aprender sobre patrones de conducta y consumo de sus usuarios, en dos vertientes:

Por un lado, analizan qué hacemos, cuándo e incluso con qué personas, para poder llegar al punto de anticiparse a nuestros movimientos, lo cual puede beneficiar enormemente a los negocios o marcas que estén dispuestos a invertir el suficiente dinero en aprovechar dichos patrones; esto da lugar a lo que yo llamo los “pre-checkins“. Por ejemplo, si cada día paro a desayunar en una cafetería que está en mi camino al trabajo, a una nueva cafetería le puede interesar ofrecer algún “Special” o poner un anuncio para que Foursquare me avise automáticamente de una nueva cafetería cercana antes de que vaya a la de siempre, que seguramente de otra forma jamás hubiera visitado.

Por otro lado, ofrecen una personalización única basada en los gustos y patrones mencionados anteriormente. Esto hace que cuanto más utilices la aplicación, más aprenderá de tu conducta y mejor podrá recomendarte nuevos sitios en función de dónde te encuentres, según a qué hora y según qué día, mientras que las apps de la competencia muestran los mismos resultados para todo el mundo.

Actualización: ahora también implementan como nueva línea de negocio el licenciamiento de sus datos para enriquecer otras plataformas.

Altavoz para pequeños comercios

Basándonos en el ejemplo anterior de la cafetería, Foursquare también puede ayudar a pequeños comerciosque no están en primera linea a ser descubiertos por su público potencial. Si esta aplicación alcanza el nivel de uso general, sin duda podría servir como potente herramienta de marketing local a precios asequibles para las pymes. Lamentablemente, de momento su número de usuarios es relativamente bajo como para ser una opción de peso.

Servicios de valor añadido

Más allá del simple checkin, esta aplicación ofrece o dará en breve algunas funcionalidades que mejoran la experiencia de usuario:

.- Eventos. No solo en cines o en estadios deportivos, sino también en cualquier sitio cuyo administrador lo decida, Foursquare permite añadir información de eventos que podemos consultar en apenas dos clics.
.- Buscador social. Si de camino a algún sitio, la aplicación detecta que varios amigos tuyos están en un bar cercano, un push te avisará porque seguramente te apetezca pasar a saludarlos.
.- Turismo guiado. No falta mucho para que la aplicación detecte cuándo estamos de viaje y nos sugiera, en función de nuestro patrón de conducta (¿negocio?, ¿vacaciones?) qué lugares visitar. Todo de manera proactiva, sin configuraciones ni necesidad de planificar el viaje.
.- Comida a domicilio. Ahora que Foursquare se ha aliado con GrubHub, una conocida empresa estadounidense de reparto de comida a domicilio, al estilo de Just-Eat, también se podrá pedir que te traigan comida a casa de ese sitio que la aplicación te acaba de recomendar, sin que tengas que quitarte el pijama (de momento solo en EEUU). Esto deja entrever claramente la nueva dirección que han tomado y cómo pretender ser algo más que una simple aplicación de checkins.

¿Qué suponen estos cambios de enfoque?

En primer lugar, desmarcarse de competidores como Yelp o Google Local, que se centran únicamente en los tips y valoraciones como objetivo. Pero lo más importante es que con este coctel de mejoras, se crea un nuevo proceso de tres pilares que se retroalimentan entre sí (Foursquare, usuarios y negocios), cerrando el círculo de la siguiente manera:

Datos útiles sobre sitios > Más checkins > Más uso de la app > Más empresas usan Ads > Foursquare ingresa más > Se consiguen más usuarios > Gente nueva con nuevas valoraciones > Más datos útiles sobre sitios

 

Un aviso: la privacidad

Sobre el tema de la privacidad, quisiera añadir un aviso para navegantes: dejar claro que la aplicación hace lo que le digas que haga. Si eres de esas personas a la que no les gusta que la gente sepa dónde estás, se sensato y no hagas checkin público, o haz como yo y hazlo cuando te acabas de ir del sitio. Echarle la culpa a la aplicación por un mal uso de tu parte denota poco sentido común, por decirlo de manera diplomática.

Por cierto, ahora Foursquare trabaja con MapBox para mostrar unos nuevos mapas mucho más funcionales, bonitos y con una paleta de colores acorde a los de la aplicación.

Nuevos mapas Foursquare Mapbox

No sé vosotros, pero yo prefiero una aplicación con datos reales y recomendaciones personalizadas que se preocupa por dar contenido de valor a los usuarios, sin escándalos legales ni problemas con las valoraciones, que otra que se preocupa más en contratar a prescriptores y montar fiestas para conseguir nuevos registros rapidamente 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!